domingo, 19 de febrero de 2017

Un secuestro, más que una prisión: Ledezma



Hace dos años, un  día como hoy, 19 de febrero, Antonio Ledezma fue apresado injustamente. Un hombre indomable que ha dado ejemplo de principios inquebrantables, de lucha y dignidad. Su esposa es su tándem perfecto, Mitzi Capriles de Ledezma, quien ha denunciado su injusta prisión, conjuntamente con sus hijas, tanto en Venezuela, como en todo el mundo. 
En muchas ocasiones formando equipo con esa otra gran luchadora, Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, quien justo el día de ayer ha cumplido 3 años de cárcel en la prisión militar de Ramo Verde.  

No sé si algún día la historia en Venezuela le dé un justo trato y el lugar que corresponde a un POLÍTICO con mayúsculas, como Antonio Ledezma. Un venezolano que ama a su tierra y la democracia, y aunque hoy tenga casa por cárcel (luego de pasar por la prisión), nos demuestra que su libertad está mucho más allá de este NarcoEstado.

Ledezma, no es un político nuevo pues viene de la socialdemocracia, siendo antes Gobernador del Distrito Federal, Senador ante el Congreso de la República y después Alcalde del Municipio Libertador, para luego, siempre contrario a Hugo Chávez, ser electo y nombrado Alcalde Mayor de Caracas. Aparte de ello, es abogado con cursos en el IESA de Gerencia Pública y postgrado, con honores, en la misma especialidad en la Universidad Metropolitana.
Pero quizás, en lo particular, el título que más orgullo me da este ciudadano ejemplar es el de “venezolano”. Más no uno cualquiera, sino uno de los más comprometidos con su país, con los derechos humanos y la democracia.

No quiero dejar que acabe el día sin recordar a Antonio Ledezma, y además de Él, también a cada uno de los 130 presos políticos que el régimen CastroChavista mantiene en las mazmorras del Helicoide, en La Tumba, en las prisiones comunes o quienes ahora tienen casa por cárcel, luego de haber pasado por la prisión con torturas físicas y psicológicas.
Hoy me uno en este clamor por la libertad plena para todos y cada uno de ellos.
Que no se nos olviden sus nombres y rostros, que se mantengan en la memoria colectiva, así como aquellos que han caído, que han muerto en estos terribles 18 años de tiranía.

No dejemos de ser la voz de todos aquellos, que hoy, junto a todo un país, vive la censura, la opresión y el silencio.

Siempre #LejosPeroNoAusentes




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada