domingo, 14 de febrero de 2016

Los "pranes" del Poder Popular





En muchas ocasiones menciono a Venezuela como "el país de lo posible". Allí donde ha dejado huella las asesorías de Juan Carlos Monedero, desde lo netamente político hasta incluso el nombramiento de una juez, que hoy es la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Gladys Gutiérrez. Sí, el mismo TSJ que no reconoce la autoridad y autonomía del Parlamento de Venezuela, que debería existir según la Constitución de 1999 (División de Poderes Públicos).
Sería complicado nombrar mi patria y a la vez no pasearse por la terrible crisis alimentaria y sanitaria que hoy vive. Héctor Schamis le califica como un barco que se hunde, y literalmente  "Habiendo hambre, enfermedad y miedo, no es descabellado pensar en una crisis de refugiados en Venezuela", con la diáspora de más de 2 millones de venezolanos, creo que esa situación se está dando sin el reconocimiento internacional. 
Mi querido país, tiene un mandatario que pareciera un dibujo animado de mala factura, y hasta la fecha no ha podido demostrar que ha nacido en Él. Y es que es un secreto a voces que, desde esos nefastos 15 años de Hugo Chávez al poder, quienes gobiernan realmente son los Castro, dictan las pautas de lo que ocurre o no en todo el territorio nacional. Bueno, ellos y los carteles de la droga, relacionados con Tareck El Aissami, gobernador del Estado Aragua. 
Me quiero detener en  un hecho que ocurrió hace tan solo unos días en este Estado, y a su capital Maracay situada en lo que fue uno de los ejes industriales más importantes del País. Y es que exactamente el 4 de febrero algo consternó a toda su población. Un hecho que si bien ha sido mencionado en los medios de comunicación y duramente criticado, los eventos que se suceden casi hora tras hora son de tal magnitud e importancia, que no nos da tiempo a "digerir" cada uno de ellos. 
Ese día "El Chino de la Pedrera", José Gabriel Álvarez Rojas, declaró un toque de queda en toda la ciudad, a través de un comunicado que amablemente fue "enviado" a la población y al propio gobernador del Estado. 
Conociendo su zona norte y el trayecto hacia el cementerio, esto implicó que todo Maracay quedara a puertas cerradas, mientras los "hijos de la patria" hacían los honores a Emilio Rojas Madriz, mano derecha de Álvarez Rojas. 
Pero hay que aclarar que El Chino de la Pedrera es el jefe de un "pran", quien desde la cárcel manda y dirige todo un entramado delictivo que afecta no solo Aragua, sino también a estados vecinos, Carabobo y Guárico. Sin duda alguna, están mucho más organizados y mejor armados que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, CICPC, Policía y demás cuerpos de seguridad del Estado. Lo que realmente ocurrió y los vecinos de Maracay fueron testigos impávidos, es que estos cuerpos de seguridad tuvieron a bien "vigilar", es decir, custodiaron la carroza fúnebre y seguidores, mientras unos estaban junto a la caravana que tomó durante horas la ciudad, a otros les tocó verle desde lejos, resguardándolos y siguiendo las órdenes impuestas por quienes realmente mandan en el país, los pranes y la delincuencia. 

Bendito sea el "poder popular". 


Avenida Casanova Godoy
Maracay





No hay comentarios:

Publicar un comentario