domingo, 15 de febrero de 2015

"...necesario es vencer". Febrero.


¡Y llegó febrero!
Pareciera una frase hecha, pero cuando llega el segundo mes del año para mi, y para mi familia tiene un dulce significado, el cumpleaños de mi madre. Y que conste, no es porque sea la mía, pero es la mejor madre del mundo (claro está). Mami siempre nos ha enseñado con la palabra justa y el ejemplo, siempre con el ejemplo. No sólo a ser madre, que lo ha sido un poco de sus hermanos a pesar que apenas les distancia en edad, de nosotros sus hijos, de sus alumnos, a quienes ha enseñado siendo estricta pero justa, exigiendo siempre en la medida que daba, y era mucho.
Nos ha mostrado que todo se logra con trabajo honrado. Que los principios no se negocian nunca y debemos mantenernos firmes a pesar de todo.


mi madre en nuestra querida UCV
Mami, toda una cyberabuela, vivió la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y su caída, con la huida del país en una Caracas que perfilaba como una de las capitales latinoamericanas de mayor importancia.
Nos enseñó a valorar la democracia, con sus defectos pero con sus muchas virtudes.
Nos enseñó, junto a mi padre el valor del estudio, esa oportunidad de oro que teníamos gracias a ellos, a aprovecharle al máximo, pues era siempre "nuestro seguro de vida".
Nos lo enseñó con el ejemplo, pues tuvo que terminar los suyos, luego de aparcarles un tiempo por tener cuatro chiquitos que atender. Fuimos testigo de su esfuerzo diario, de levantarse a coger sus libros a las 3 am, para a las 6 dejar todo a punto, nosotros al colegio y ella a la universidad.

No olvidaré nunca el momentazo, pero aun más, el orgullo enorme cuando vi a mi madre subir al paraninfo a recoger su título de Docente en Matemática Pura. Es que no era sólo un papel escrito con su nombre y firmado por aquellas autoridades, sino todo lo que representaba. Eso quedó grabado en la retina de todos nosotros, junto a los madrugones, los fines de semana presentando exámenes de horas y horas, sus compañeros de clases y luego colegas de trabajo, la dedicación, la mística, el esfuerzo.
Ahora, cuando Venezuela vive sus horas más aciagas de la historia. Mi mami desde esa patria querida y golpeada sigue allí, entre dificultades, enviándonos mensajes, intentando mantenernos informados de todo cuanto ocurre, la noticia siempre al día, porque ella siempre lo está, con redes sociales incluidas.
Llega febrero y es el cumpleaños de mamá. Una fecha dulce y que nos llena de alegría, porque celebramos la vida. Damos gracias a Dios por tenerle aun junto a nosotros, y por habernos dado tan preciado regalo.

Mes de febrero, y mi patria también se llena de fechas con hechos importantes, muchos de ellos se recuerdan porque hay hondas cicatrices, muchas vivas, aun sangrantes, que han sido el inicio de ésta aberración que hoy se vive.
Sí, mi patria bonita, con paisajes de ensueño que pudieran ser la envidia de muchos. Con montañas de nieves eternas, más de 3 mil kilómetros de costas caribeñas, tepuyes mágicos en una sabana que embruja, eternamente verde, con llanuras donde se nos pierde la vista, entre lo sublime y lo profano, la civilización y la barbarie, como bien dijo el gran Rómulo Gallegos. Salinas increíbles y paisajes llenos de atardeceres mágicos entre la melancolía de una serenata.
Esa fue la patria bonita que conocí, la llamada Venezuela, sin nombres agregados, banderas y escudos cambiados, historia que han tergiversado para complacer megalómanos, para adoctrinar una sociedad día a día.
Y es que repito una y mil veces, yo nací y crecí en democracia. Esa que fue ejemplo para América Latina, y también fue apoyo para esta España que ahora vivo.

Aquel llamado "viernes negro", también ocurrió en el mes de febrero. Era presidente Luis Herrera Campins y el 18/02/1983, ocurrió la primera gran devaluación de la moneda, el Bolívar, que parecía fuerte pero con cimientos de barro. Los deberes no habían sido hechos. ¿Sembrar el petróleo?, apenas. Justo antes del de Herrera, el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez se basó en la opulencia económica, nacionalizó el petróleo, hubo obras de gran envergadura pero no se educó a la población en lo importante, producir, y aun mas, ser productivos. Donde el Estado debe ser el garante de la educación y la salud, que son las mayores y mejores inversiones de un país. No, no se hizo.
El "Viernes Negro" fue una consecuencia y no la causa de la debacle económica. Tal vez, si Luis Herrera hubiese asumido la devaluación inminente de la moneda desde el inicio de su presidencia, no hubiese tenido las consecuencias terribles a lo que llevó todo aquello. Ha sido como una gran bola de nieve creciendo hasta hoy, pero a velocidad imparable desde hace 16 años.


Luego de ese "Viernes Negro" se inició aquello de "producir en Venezuela", un poco debido a las limitaciones de importación, así que aprendimos a consumir lo que se producía. Por ejemplo, la industria del calzado, con los inmigrantes italianos, hicieron que nuestra producción se vendiera en el mundo y compitiera con los mejores, sin más. Uno de los estados, Portuguesa, se convirtió en el granero de Venezuela. Pero ello no fue suficiente, porque la corrupción en altos, medios y bajos cargos seguía carcomiendo la democracia. Herrera vivió y murió sin haber robado, pero también sin haber puesto coto a quienes estuvieron cerca de Él y si lo hicieron. A veces no vemos lo que tenemos enfrente. Eso no debe ocurrirle nunca a un presidente, pues no se le perdona jamás.

Justo el 2 de febrero de 1984 hasta la misma fecha 5 años más tarde, gobierna Jaime Lusinchi, quizás una de las épocas más lúgubres del período democrático. La corrupción, el "enchufe", llamado en Venezuela "palanca", se instaló como medio de vida no solo en la política. Llenó todos los espacios, desde la misma presidencia de la República.
Es Carlos Andrés Pérez quien asume su segunda presidencia al concluir la de Lusinchi. Un acto exuberante inició la toma de mando. Para vergüenza de muchos, allí estuvo Fidel Castro. Logro recordar cómo más de 5 u 8 coches negros blindados salieron de un avión de Cubana de Aviación, fungían de caravana y cuidaban al dictador que era tratado con honores de jefe de estado. Ojalá pudiéramos borrar de un plumazo todo aquello. Pero apartando "eso", para ser justos, y jamás he sido socialdemócrata, la segunda presidencia de Pérez estuvo marcada por medidas económicas que debían tomarse. Ese mismo mes, sus ministros se percataron del desastre económico, e implantaron medidas que iban desde un nuevo precio de la gasolina, lo que afectaba toda la vida del país, era un "ajuste total del cinturón" en casi todos los niveles. Medidas que a mediano y largo plazo hubiesen calado en el entramado social y económico venezolano para bien. Más el "pueblo" no lo entendió así. Antes de finalizar ese mes de febrero de 1989 llegó el llamado Caracazo, un estallido social de grandes magnitudes, en muchos sentidos. Sus consecuencias, aun las vivimos.


El primer y gran fallido golpe de 1992 fue el 4 de febrero. Salía a la palestra, luego de estar escondido cobárdemente en el Museo Militar Hugo Chávez, uno más, quien al ser "atrapado" tuvo su momento de gloria, con aquellas palabras que recordamos de memoria: "compañeros, por ahora los objetivos no han sido logrados".
4 de febrero, fecha convulsa que llenó de muertos inocentes las calles de mi patria. Los golpistas fueron a prisión, pero sin juicio ni pena, Caldera, en su segundo mandato, le otorgó el "sobreseimiento".
Desde que Hugo Chávez tomó la presidencia de la República por vías democráticas para instalar una dictadura, un 2 de febrero de 1999, desde entonces se "celebra" esa fecha terrible. Se "dice" que hubo más de 200 muertos, sin contar heridos. Pero a ciencia cierta, esas son cifras que maneja el Ministerio de la Defensa. Números que tal vez, algún día sean divulgados. Pero "por ahora" no son ni siquiera mencionados.

Un par de días atrás fue 12 de febrero, en Venezuela se debería celebrar el día de la Juventud. En 1814, Boves, de las Fuerzas Realistas, intenta hacerse con el mando de la ciudad de La Victoria. Las Fuerzas Patrióticas habían llegado en agosto de 1813 de la llamada Campaña Admirable, por todos los Andes. El General José Félix Ribas al mando, con poco más de 1000 niños de colegios y seminarios dan la cara y ganan la batalla a un ejército mejor armado, y con mayor y mejor experiencia. Sin lugar a dudas, ese debería ser un gran día.
Pero ya Venezuela no le celebra. Está de luto, y lo hace aun más desde 2014, cuando mueren ese 12 de febrero y los sucesivos más de 43 jóvenes en las calles del país, ante el silencio cómplice internacional. Ese 12 de febrero se vuelve un día para no olvidar. Otra vez es nuestra Juventud quien salió a la calle a reclamar la libertad y la democracia.
A partir de esa fecha, familias han quedado marcadas por la tortura que han sido objeto más de 1000 venezolanos. Leopoldo López se entrega a las fuerzas del régimen el 18 de febrero, se vuelve el preso más emblemático, pero uno más de los presos políticos que hoy están en celdas de prisiones militares y civiles.
A partir de ese mes, han ido reprimiendo más y peor. "Privando de libertad" sin juicio alguno, o en caso que lo hubiere, sin juicio justo.
SEBIN se vuelve una palabra común, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, el servicio del régimen. Allí les llevan. Bajo la Plaza Venezuela, pleno centro de Caracas, en "los sótanos del SEBIN" están sin respeto a los DDHH varios estudiantes presos. Incomunicados. Bajo una tortura constante. En La Tumba, un nombre más que lapidario para ellos, los suyos y para nuestro país.
No ven la luz del sol. Y pareciera que la patria va de sus manos.


Llegó Febrero. Pero en mi tierra, como hace años, ya no se dibujan banderas para celebrar el Día de la Juventud. Aunque la batalla se sigue dando en las calles, o con el ejemplo de quienes tenemos de referentes, quienes van en contrasentido en nuestro particular mundo kafkiano.
Llegó Febrero.
Dentro de toda esa incertidumbre, recuerdo a mi patria. Sé que está allí, donde siempre, entre los míos, con mi madre, su amor y cómo no, celebrando su vida, su cumpleaños.


"No podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer", José Félix Ribas. 


9 comentarios:

  1. Fantástico post Carolina, el homenaje a tu madre es muy emotivo, como sin duda se merecerá una y mil veces. En cuanto al repaso histórico de la Venezuela reciente, pues agradecerte la puesta al día, ya que solo la conocía a grandes rasgos, pero no con nombres y apellidos. El fatal desenlace de vuestra historia reciente, al menos debe servir de ejemplo con el sacrificio de la sociedad civil, ante el mundo como algo que debe ser erradicado. Que vuestro sacrificio no caiga en saco roto, sino que sirva como guía y bandera contra el populismo más opresor y criminal. Agradecerte a ti personalmente Carolina, tu lucha sin cuartel, por poner al servicio del que no sabe tu maleta de experiencia abierta de par en par. Admirarte por tu incansable forma de hacer camino, a pesar de las muchas piedras, que valientemente estas retirando de él. Es mucho lo que estás dando por España, eres un referente del que deberían tomar ejemplo muchos españolitos de palmada en el pecho y vacíos de ideas y verdaderas intenciones. Eres la PROFESORA y yo me pido la primera fila, para no perder detalle y seguir empapandome de tu sabiduría y experiencia de vida. Gracias Carolina por ser como eres.

    ResponderEliminar
  2. Fantástico post Carolina, el homenaje a tu madre es muy emotivo, como sin duda se merecerá una y mil veces. En cuanto al repaso histórico de la Venezuela reciente, pues agradecerte la puesta al día, ya que solo la conocía a grandes rasgos, pero no con nombres y apellidos. El fatal desenlace de vuestra historia reciente, al menos debe servir de ejemplo con el sacrificio de la sociedad civil, ante el mundo como algo que debe ser erradicado. Que vuestro sacrificio no caiga en saco roto, sino que sirva como guía y bandera contra el populismo más opresor y criminal. Agradecerte a ti personalmente Carolina, tu lucha sin cuartel, por poner al servicio del que no sabe tu maleta de experiencia abierta de par en par. Admirarte por tu incansable forma de hacer camino, a pesar de las muchas piedras, que valientemente estas retirando de él. Es mucho lo que estás dando por España, eres un referente del que deberían tomar ejemplo muchos españolitos de palmada en el pecho y vacíos de ideas y verdaderas intenciones. Eres la PROFESORA y yo me pido la primera fila, para no perder detalle y seguir empapandome de tu sabiduría y experiencia de vida. Gracias Carolina por ser como eres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito Antonio. Mil gracias! Espero poder seguir narrando mi experiencia y lo aprendido. Qué lindas palabras

      Eliminar
  3. Carolina, has conseguido emocionarme, cosa nada fácil, puedes estar segura; ante todo felicita a tu madre antes que nada. Es verdad eso que se dice que a los padres no se les valora lo suficiente hasta que no están.
    Tu defensa, fruto del patriotismo mejor entendido, de las libertades en Venezuela y de los venezolanos nace de tu buen corazón y la implementas con el razonamiento impecable que sólo las ideas clara, y una mente excepcional pueden conseguir; y no contenta con ello, has sabido detectar un posible bis de lo que ocurre en Venezuela en España, y sin dudarlo nos avisas de ello. Esto es impagable, sólo puedo darte las gracias.
    Continuas así, estoy convencido de que algún día tus textos se enseñarán en los colegios de Venezuela cuando tu querido país recupere la libertad secuestrada por el enemigo; en este aspecto me recuerdas un poco al español-filipino José Rizal.
    Cuídate mucho y cuenta conmigo para tu causa, que es la nuestra.
    Felix

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil Félix. Tus palabras son muy apreciadas por mi. Rizal fue un héroe y un grande, esa comparación me halaga y mucho.
      Siento que mi causa, Venezuela, se ha mezclado con la otra, España. Así que si, es nuestra. Un abrazo enoooorme

      Eliminar
  4. Tu excelente artículo deja un sabor agridulce; dulce por el merecido y emotivo homenaje a tu madre y áspero por los luctuosos hechos históricos que han azotado a tu primera patria. Excelente aviso a navegantes que no puede soslayar el peligro que se cierne ahora sobre España con el "angelismo" autodeclarado por parte de un ramillete de oportunistas que al igual que Chávez buscan el poder por el poder y la homogeneización de la sociedad convertida en un rebaño de borregos. A eso se le llama fascismo puro y duro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Vicente, siempre tan preciso en tus comentarios. Ojalá que nuestra experiencia "sirva" de alguna manera al mundo, y el populismo no llegue a mi España querida

      Eliminar
  5. Excelente, emotivo e ilustrativo Post, querida Carolina. No tengo el honor de conocerte personalmente, pero tengo la sensación, a través de tus escritos, de conocerte de toda la vida.
    Es dificil no emocionarse ante tu filial canto de amor a tu madre, a cuya felicitación me uno sinceramente; pero tan emotivo al menos, si no más, es la inmensa prueba de amor patriótico que nos das y tu lección de Historia práctica que ¡ojala! Aprovechemos los españoles para evitar el tremendo error que ahora lamentais los venezolanos y todos los que nos sentimos, de corazón, vuestros hermanos.
    Gracias, Carolina. Muchas gracias por compartir con nosotros esa maleta repleta de experiencia y de amor a tu Venezuela y nuestra (tuya y nuestra) España.
    Qué Dios te bendiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil por leerme, estas letras que salen de mi maleta con esta experiencia de vida. Mis padres, mi familia va ligada a la historia de mi tierra, sin duda un poco vuestra como lo es ya España algo mía.
      Qué bonito esto del poder de la palabra, llegar a vosotros, transmitir un poquito de lo que soy y lo que llevo en mi maleta. Mil gracias por el hermoso comentario y por leerme.
      Un abrazo

      Eliminar