domingo, 29 de mayo de 2016

Genocidio planificado.



Es posible que sea la visión de quien está lejos, pero mi patria, Venezuela, se ve entre brumas, desdibujada por hechos terribles que consumen día a día al venezolano. Por un duelo que se hace cada vez más profundo. Un genocidio que ocurre a la luz del mundo, mientras pocos alzan su voz ante tanto.
Probablemente me repita, una y otra vez lo digo, lo he mencionado antes: Genocidio, Genocidio, Genocidio…

Conocemos la gran corrupción en la que está inmersa este régimen CastroChavista que ha llevado al país a unos niveles de miseria jamás pensados. También sabemos que Hugo Chávez confiscó todo terreno, hacienda, finca, empresa, industria… para entregarla en manos de un “pueblo” que desconocía el cómo producir. Mientras dilapidaban las cuentas de la república, usaban los ingresos petroleros y de otros rubros, llenaban las propias en paraísos fiscales y “nos” hipotecaban a regímenes lejanos, quienes ahora llevan el “mando” de una nación en crisis.

Si nos alejamos un poco de todo cuanto ocurre, podemos ver dibujado un genocidio planificado donde han participado diferentes actores, desde los capos de La Habana, junto a los comunistas, quienes estuvieron directa o indirectamente relacionados con aquellas guerrillas de los años 60’s convertidos al socialismo del siglo XXI, esos de nueva factura como los de CEPS, Monedero, Iglesias, Bescansa, Errejón y su entorno ahora en Podemos y el CELAG, los militares que se han ido plegando al régimen, hasta aquellos que han llegado a “chupar” cual quirópteros todo cuanto puedan de una nación con las reservas petrolíferas y de gas más importante del mundo.

Estos 17 años de dictadura han provocado la diáspora más importante en la historia de Venezuela. Ronda los 2,000,000 de venezolanos quienes hemos tenido que salir del país en búsqueda de “la salida” por diferentes razones. Una parte importante con estudios universitarios, lo que sin duda alguna, ha ayudado y mucho a modificar la sociedad, moral, cultural y económicamente. Entre ellos están los 20,000 empleados de PDVSA, muchos de los cuales no pueden volver al país, gran parte de ellos han sido contratados por otras empresas petroleras, ya que cuando salieron de aquella PDVSA, en 2002, estaba calificada como al 5ª en su ramo.

Oliver Torres
Falleció esta semana
por falta de medicamentos para la leucemia
La crisis humanitaria incluye un desabastecimiento en todos los sentidos, donde hemos de contar la parte de alimentación y medicamentos, desde el más básico a los tratamientos crónicos. Al mismo tiempo de una violencia desatada que asesina unos 27,000 venezolanos al año. Lo que significa que cada día mueren en manos del hampa 74 personas en las calles de Venezuela.
Estos días hemos sido testigos del drama más terrible que puede ocurrirle a unos padres, ver morir a sus hijos por falta de medicamentos o insumos, como es el caso de Oliver, Santiago, Isaac o Venus… son sólo cuatro nombres, pero miles están esperando por tratamientos para el cáncer o hemodiálisis, por mencionar un par de ellos. 

Ante la grave crisis, siete médicos merideños optaron por tomar la huelga de hambre como forma pacífica de lucha. Pocos líderes de la oposición se acercaron durante estos días, mientras sus propios pacientes les daban el apoyo, no solo moral, sino personalmente.

Al final de la semana nos hemos enterado de un “encuentro-reunión” entre los expresidentes Rodríguez Zapatero, Fernández y Torrijos con varios opositores, de los cuales desconocemos los nombres. No sabemos lo que se ha tratado en esta reunión. Pero lo que sí está presente en mi memoria es lo nefasto que han sido las políticas de Rodríguez Zapatero en España, quien sostuvo una reunión hace pocos meses, toda sonrisas con Raúl Castro, el dictador cubano elegido por el libre dedo de su hermano, Fidel. Hay intereses oscuros tras Rodríguez Zapatero y sus movimientos americanos, perdonadme la autocita, pero es que desde aquí lo hemos denunciado con anterioridad.

Hasta hace poco, varios diputados de la Asamblea Nacional, otrora Congreso, estuvieron en la OEA solicitando la aplicación de la Carta Democrática. A todas luces, por las últimas declaraciones, pareciera que no quisiese que se aplicara, aunque ésta conllevaría a una crisis mayor que podría sacar al régimen de Venezuela, el que pareciera agonizante, pero que se oxigena cada tanto. Se leen declaraciones dispares, opuestas unas a otras, lo cierto es que no existe nada claro en el panorama. Pareciera que este foso profundo cada vez se abre más paso hacia el interior de sí mismo.

Entretanto, un país está envuelto en colas y llanto, un luto largo, un genocidio sin precedentes.


“Cuando se tiene un hijo, toda risa nos cala,
todo llanto nos crispa, venga de donde venga.
Cuando se tiene un hijo, se tiene el mundo adentro
Y el corazón afuera” Andrés Eloy Blanco.




No hay comentarios:

Publicar un comentario